Una historia llena de retos

Fundada en 1850 en Mirandola, Italia, la empresa Dondi se ha convertido en líder en los sectores en los que opera y punto de referencia global para las empresas activas en el campo de la agricultura. Creada con los aparejos de labranza de madera, a lo largo de 170 años ha ampliado de forma considerable su gama de productos tanto en ámbito agrícola, como en el del mantenimiento de la red vial.

A finales de la primera guerra mundial empieza la fabricación de aparejos de hierro mientras que a finales de la segunda guerra mundial, la empresa se pone de nuevo en marcha con 12 empleados tan solo. El desarrollo económico de los años 50 junto al proceso de mecanización de la agricultura, dieron un gran impulso a la empresa que alcanzó los treinta trabajadores en esos años.

A mediados de los años 50 la producción se había diversificado e incluía los arados pesados de arrastre, las mono rejas y las rejas triples de ruedas para surcos profundos.

Otras etapas fundamentales en la historia de la empresa Dondi son la creación de una gama completa de gradas de discos, que abren el camino a la fabricación de varios centenares de máquinas en los años Sesenta y setenta, hasta llegar a miles, en los años Ochenta.

Entorno al año 1965, cuando la empresa ya daba trabajo a 58 trabajadores, decidió a abrirse al mercado extranjero, en especial a España, Yugoslavia y Grecia. Al mismo tiempo, el equipo técnico dirigido por Giuliano Dondi, diseñó y perfeccionó a lo largo de los años siguientes un nuevo tipo de herramienta agrícola la Zanjadora rotativa, que en más o menos veinte años monopolizó el mercado nacional y el extranjero. Con la marca “Dondidltcher” Dondi exportó en más de 50 Países de todos los continentes.

El 5 de diciembre de 1978 la empresa se transforma en Sociedad Anónima. La empresa entre finales de los años Setenta y principios de los Ochenta fabricó miles de máquinas, divididas de forma equitativa entre, arados, gradas de discos y zanjadoras, se abrió a nuevos mercados como el Estadounidense y la exportación tuvo un aumento considerable. Con la introducción en el mercado nacional de herramientas con rejas múltiples altamente tecnológicas, fabricadas en Francia, Austria, Alemania y Los Países Nórdicos, la fabricación de la reja bajó definitivamente como producto, mientras que la zanjadora siguió siendo el producto estrella en los mercados extranjeros.

En1991 la empresa se trasladó de Mirandola a Bastia Umbra y la producción de las Zanjadoras irá unida a una gama de productos para el tratamiento del terreno en campo abierto, orientándose al mercado italiano y europeo con herramientas resistentes, fiables y eficientes.

A partir de esta fecha se también se amplía el sector de las máquinas para la elaboración a lo largo de arcenes de carretera ideando brazos articulados con zanjadoras y otro tipo de herramientas, que se activan para el mantenimiento de las cunetas y de los canales y para el corte de la hierba a los largo de las carreteras. En la primera década del 2000 la empresa Dondi también diseña la GRM60-Spider: desbrozadora innovadora y tecnológica, pensada para el mantenimiento de la vegetación de carretera en el mercado estadounidense, que también tiene mucho éxito en Europa y que permite incrementar aún más la cartera de patentes de la empresa Dondi.

En el 2019, la empresa introdujo también una nueva línea de herramientas para las elaboraciones en viñas y huertos semilleros con una gama capaz de mecanizar de modo eficaz el trabajo entre las hileras y bajo el follaje.

Dondi, la mirada hacia el futuro

Ante el gran reto de la ecología de desarrollo sostenible, la empresa Dondi se dedica continuamente a la búsqueda de soluciones para la agricultura y el mantenimiento urbano, que pueden afrontar este gran reto que tenemos delante. Los productos tecnológicos, las competencias y los conocimientos adquiridos para desarrollar, fabricar y comercializar productos, han mejorado considerablemente, mejorando el trabajo de los agricultores en todo el mundo y permitiendo usar lo mejor posible, los recursos limitados que nos ofrece la tierra.

Por lo tanto, en línea con sus orígenes, el camino que ha recorrido y la dirección tomada, Dondi seguirá trabajando – como ya lo viene haciendo desde hace más de 170 años – para proporcionar la mejor calidad y los productos, y los servicios más adecuados, garantizando así mismo el respeto por el medio ambiente. A través de la innovación, la investigación y la comunicación eficiente con los clientes, la casa fabricante seguirá siendo fiel a su lema “Juntos por la tierra”.